viernes, 27 de noviembre de 2009



Jennifer Alcocer Miranda Ciudad
Sábado 21 de Nov., 2009 LA CRONICA

Ejidatarios de San Francisco Tlaltenco mostraron al diputado del Verde Ecologista, Norberto Solís, cómo el Gobierno del Distrito Federal contaminó, con más de tres millones de metros cúbicos de cascajo, el predio conocido como Las Tablitas, ubicado en la delegación Tláhuac.
Los inconformes le informaron que los fragmentos de piedra afectan severamente el predio considerado como suelo de conservación, debido a que ahí se recargan los mantos acuíferos.En un recorrido por el paraje, también conocido como Tecolocuautitla, el asambleísta observó cómo las autoridades depositaron el cascajo, producto de las obras de la línea 12 del Metro.Incluso, para no ser más evidente el daño, los trabajadores cubrieron con tierra los montones de desperdicio. Ejidatarios le comentaron que desde hace un año comenzaron a llegar los camiones cargados de pedazos de piedra. “Este es un suicidio ecológico”, le decían los habitantes de Tlaltenco.Héctor Mendoza lamentó que no se haya evitado que se depositaran, en miles de hectáreas, restos de asfalto, cemento, tierra y lodo ventolítico.
Explicó que, además de contaminar la tierra, los tractores desaparecieron las zanjas que distribuían el agua entre las parcelas.
Los ejidatarios se dicen temerosos de que en la próxima temporada de lluvias, el terreno no pueda contener el agua en el canal y busque su cauce y llegue a zonas pobladas. Asimismo responsabilizaron de este desastre al comisario ejidal, Juan Carlos Leyte, “pues fue el que firmó el convenio con el gobierno para que se permitiera el uso del terreno y recibió los beneficios económicos”.Contaron que los 36 millones de pesos que se le pagaron al representante, no fueron registrados como ganancias para los 775 propietarios. Ante estos hechos, los afectados informaron que presentaron denuncias ante el Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial.
Por su parte, Norberto Solís se comprometió a apoyar a los quejosos para solucionar el problema y aseguró que exigirá, cuanto antes, una mesa de trabajo con autoridades de Medio Ambiente y Obras para que aclaren las posibles irregularidades.“Hay que pedir que —en caso de que existan los documentos que avalen la autorización para el tiro del cascajo—, que muestren los documentos que certifican la afectación de estas áreas verdes y se dé a conocer las medidas de mitigación que se solicitaron dentro del estudio de impacto ambiental”, indicó.
Y criticó la manera arbitraria con que se ha conducido el gobierno del Distrito Federal con la llegada de la línea 12, ya que aseguró que existían casos en que las expropiaciones para abrirle paso a este transporte estaban disfrazadas de despojo.
-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: