miércoles, 14 de octubre de 2009

Luz y Fuerza del Centro es de todos
¡Defendámosla junto a los dignos trabajadores del SME!


¿Qué significa la desaparición de Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC)?

En primer lugar, significa un golpe mortal al SME, un sindicato que se ha mantenido fuera del control gubernamental, que ha defendido los derechos y las prestaciones de sus agremiados, que ha denunciado y obstaculizado la privatización de la industria eléctrica, es decir, es una piedra en el camino del gobierno.

En segundo lugar, significa allanar el camino para que esa empresa que debiera beneficiar a todos los mexicanos, pase a manos de particulares que la usarán para enriquecerse a nuestra costa.


El golpe al SME

Desde hace meses, se ha orquestado una infame campaña contra el SME y sus dirigentes en las televisoras, en muchas estaciones de radio y en casi todos los periódicos. Se repiten una y otra vez las mismas mentiras y siempre se llega a la misma conclusión: los trabajadores son responsables del mal funcionamiento de la empresa y sus prestaciones desangran las finanzas de esa compañía.

Algunos comentaristas se han atrevido a decir que resulta inaceptable que un albañil que en la calle gana $4000 mensuales, por el sólo hecho de pertenecer al SME gane $8000. ¡Y nos lo dice alguien que sin duda gana más de $100 000!

Se trata de meter una cuña que separe a los electricistas del resto del pueblo, se trata de que los de abajo condenemos a los electricistas por haber defendido con su lucha los salarios que reciben, las pensiones de sus jubilados y demás prestaciones.

Pero se equivocan. No condenamos a los electricistas por luchar, los admiramos. Son un ejemplo para todos nosotros y por eso quieren desaparecer al SME.


La privatización anhelada

Es indudable que quieren privatizar a la industria eléctrica. Cada vez que nos dicen que algo no se va a privatizar, lo que sigue es una privatización encubierta o descarada. Esta privatización empezó hace varios años y es una recomendación que el Banco Mundial ha hecho explícitamente a los gobiernos de Fox y de Felipe Calderón.

La cantaleta mil veces repetida de que Luz y Fuerza es una empresa ineficiente y muy costosa, es una cortina de humo para que el pueblo no se oponga a esa medida. Durante 3 décadas nos han repetido la misma cantaleta para poner en manos de capitales privados todas las empresas que antes controlaba el Estado. Y siempre se ha dicho que los recursos que se obtengan de esas transacciones, se usarán para beneficiar a los más pobres. Treinta años después se han privatizado casi mil 150 empresas y los de abajo estamos cada vez más hundidos mientras que los de arriba son cada vez más ricos. A los de abajo cada vez nos arrebatan más prestaciones y servicios, mientras que a los de arriba los rescatan cada rato invirtiendo en ellos muchísimo dinero que pagamos todos nosotros


Y si el gobierno logra su propósito, ¿qué pasará después?

Si no logramos detener a Calderón y echar atrás ese decreto, las condiciones que se generarán serán muy duras para todos los demás trabajadores. Con los mismos argumentos podrán lanzarse contra PEMEX, el IMSS, el ISSSTE, la propia CFE, es decir, el gobierno y los grandes empresarios estarán en mejores condiciones para arrebatarnos las pocas prestaciones y servicios que aún nos quedan.

Compañeros: Estamos ante una emergencia nacional. No se trata sólo de defender al SME o de rescatar la energía eléctrica como un bien para todos. Se trata de defender al sindicalismo de lucha y de detener el despojo de los de abajo. Si no logramos pararlos ahora, después será mucho más difícil. Por eso, cerremos filas con los electricistas y pongámosle un alto al gobierno.

Todos a la marcha el jueves 15 de octubre a las 4 pm del Ángel de la Independencia al Zócalo

-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: