domingo, 4 de octubre de 2009

Tláhuac, Distrito Federal 30 de septiembre de 2009

DENUNCIAN PENALMENTE AL JEFE DELEGACIONAL EN TLAHUAC, GILBERTO ENSÀSTIGA SANTIAGO, POR DAÑOS AL MEDIO AMBIENTE Y DETRIMENTO DE LAS FINANZAS PÚBLICAS DEL DISTRITO FEDERAL

Desde el martes 29 de septiembre de 2009, dos días antes de terminar su gestión, un vecino de Tláhuac, Mario Peña Urquieta, presentó ante la Fiscalía Central para Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, una denuncia de hechos de posible carácter delictuoso, en materia ambiental y de carácter patrimonial en perjuicio de la sociedad y del erario público, cometidos por Gilberto Ensástiga Santiago, Jefe Delegacional en Tlahuac; Alfredo Romero Adorno, director general de Jurídica y Gobierno; Jesús Quintero Martínez, director general de Administración (hermano del secretario de Trasporte y Vialidad del GDF); Eduardo Gutiérrez Martínez, director general de Obras y Desarrollo Urbano, así como de diversas compañías constructoras involucradas.

Los funcionarios están señalados como probables responsables de delitos considerados en los artículos 250, 343 Bis, Fracción IV, 344, párrafo segundo del Código Penal de Distrito Federal en vigor y que consisten en posible uso indebido e ilegal cambio de uso de suelo, así como la construcción de diversas obras de infraestructura urbana conocidas genéricamente como “Centro Cultural Recreativo Bosque de Tláhuac”, con las que afectó más de 21,839.7 metros cuadrados (2.18 Has.), de suelo de conservación equivalentes al 3.72% del total que conforma el polígono denominado “Bosque de Tláhuac”.

El pasado 11 de diciembre de 2008, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) emitió la recomendación 03/2008, mediante la cual se pidió al jefe delegacional en Tláhuac la adquisición de una superficie igual o mayor a los 21,839.7 metros cuadrados, que fueron dañados en el Bosque de Tláhuac, por la construcción de una alberca, pita de hielo, talleres, oficinas, auditorio, estacionamientos, así como otras obras de equipamiento urbano, afectando en su conjunto el área de preservación ecológica y disminuyendo los servicios ambientales en más de dos hectáreas de áreas verdes, cuya función es procurar la filtración y recarga de agua al manto freático de la zona chinampera de Tláhuac y Xochimilco.

En la recomendación 03/2008, la PAOT otorgó un plazo de 15 días hábiles al jefe delegacional en Tláhuac, para acreditar su total cumplimiento, no obstante, las autoridades responsables hicieron caso omiso a adquirir el predio y, por el contrario, continuaron la construcción de las obras, hasta alcanzar un afectación de 90 mil metros cuadrados, en violación de las normas generales de ordenación número 6 y 20 que establecen como máximo permitido de ocupación y desplante en áreas de preservación ecológica hasta el 2.5% del total de su superficie.

La denuncia pretende compensar los daños ocasionados y restringir los derechos colectivos de los habitantes a gozar de un ambiente y un ordenamiento territorial adecuados para su desarrollo y bienestar.

La denuncia fue presentada con base en el artículo 225 de la ley ambiental del Distrito Federal que faculta a cualquier ciudadano para interponer denuncia por actos que pudieran constituir delitos y en ella se demanda que sean los funcionarios quienes reparen las afectaciones ocasionadas al medio ambiente y no trasladen el costo para la adquisición de un predio compensatorio al erario público.

La alberca olímpica, la pista de hielo, la sala de artes, las aulas, el auditorio, los talleres y los estacionamientos tuvieron un costo de más de 70 millones de pesos y que para adquirir una superficie similar a la afectada se tendría que erogar más de 32 millones de pesos, de lo contrario, como lo establece el artículo 349 del Código Penal del Distrito Federal, las obras deberán ser demolidas para regresar la zona a su estado original.

La restitución y defensa de las áreas verdes se hace de particular importancia, sobre todo en las delegaciones como Tláhuac, donde sólo se cuentan con 7.5 metros cuadrados de área verde por habitante en zonas urbanas, por debajo de los estándares internacionales que recomiendan por lo menos 10 metros cuadrados por habitante.

Mario Adolfo Peña Urquieta
m_apu09@yahoo.com,mx
Teléfono: 38707475-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: