sábado, 19 de septiembre de 2009

Ebrard y Ensástiga, jugando con Tláhuac y con fuego

Armando Ramírez

Los hechos del jueves 17 de septiembre en la delegación Tláhuac, generados por la decisión del jefe delegacional en la demarcación, el perredista Gilberto Ensástiga, de desconocer los acuerdos logrados con los habitantes del pueblo de Tláhuac, ponen de manifiesto que los jefes de los gobiernos del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y de Tláhuac, Ensástiga, decidieron jugar con fuego y llevar hasta los extremos a los vecinos de los siete pueblos.

Son ya tres años de sitio policiaco que la demarcación sufre desde la llegada a sus cargos de ambos funcionarios que se han destacado por su prepotencia, como barrera de protección ante su incapacidad de resolver los problemas, por más simples que sean y el riesgo latente es que el conflicto se expanda a todos los pueblos de la demarcación, por el temor de que los invasores, amparados en la protección que hasta ahora han tenido, extiendan su operaciones al resto de Tláhuac.

Despreciando las exigencias de justicia de la población por el asesinato de un agricultor en represalia por haber evitado la invasión a su parcela y para cubrir su negativa a resolver una problemática que data de más de tres años y a pesar de las advertencias de los pobladores de que podrían haber muertos, pues no estaban dispuestos a permitir el despojo de sus tierras, Ensástiga opta por descubrir “intereses políticos” en la indignación de los habitantes de Tláhuac.

Por casualidad, el fiscal de la demarcación, Gerardo Monroy, hizo comentarios similares a los familiares de Manuel Cadena González, a quienes dijo que tuvieran cuidado, porque habían personas con “intereses políticos” que buscaban manipularlos y no se dejaran engañar. ¿Coincidencia?

Mientras, “la Dirección de Comunicación Social de la delegación Tláhuac difundió un comunicado a través de su correo electrónico oficial y con carácter de "urgente", en el que el FPFV se deslinda de los hechos”, según difundió este viernes el periódico El Universal. No es esto desvío de recursos oficiales, nuestros impuestos para promocionar una organización política? Se dio cuenta de esto la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal? Hay alguna duda de la unidad que hay entre el gobierno de Ensástiga y el Frente Popular Francisco Villa.

Los incidentes, los más graves de los últimos años, son una manifestación del temor de los vecinos de la delegación de que hechos similares a los de 14 de septiembre puedan repetirse por la impunidad que hasta ahora le han garantizado la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal por medio de la Fiscalía Desconcentrada de Tláhuac a los invasores de propiedad privada, en especial los integrantes del Frente Popular Francisco Villa, principal grupo de choque del gobernante en el Distrito Federal Partido de la Revolución Democrática encabezado por el diputado local Alejandro López Villanueva.

A pocas horas de que se venza el plazo solicitado por el subprocurador de Averiguaciones Previas de la PGJDF, Genaro Vázquez, para dar resultados respecto a las investigaciones, fuentes cercanas a las investigaciones revelaron que los resultados de las pruebas no pueden demostrar si el único presunto agresor de Cadena González disparó un arma, lo que es uno de los factores que enciende los ánimos de los habitantes.

Las fuentes destacan aún no han sido capturados los otros presuntos agresores, a pesar de que ya están identificados, pero no han sido localizados, lo que genera sospechas de contubernio de los organismos de procuración de justicia.

Los vecinos destacan que los ministerios públicos de la demarcación han actuado en contubernio en el caso de los múltiples casos de invasión que se han denunciado en las dos coordinaciones que incluye la Fiscalía Desconcentrada en Tláhuac, pues, con diversas justificaciones, los presuntos responsables quedan en impunidad.

Vecinos de la unidad habitacional Villa Centroamericana advierten que grupos organizados del Frente Popular Francisco Villa y de la Unión de Colonias Populares han invadido más de la mitad de los departamentos de la zona, sin que procedan las averiguaciones previas presentadas, situación que continúa a pesar de las denuncias presentadas a la oficina del Procurador.

En forma muy similar, en San Pedro Tláhuac varias denuncias presentadas ante Ministerio Público pasan al archivo muerto sin dar resultados en las investigaciones y los presuntos responsables de las invasiones salen libres en pocas horas, entre ellos, Jesús Téllez, quien en varias ocasiones ha sido remitido sin que se le finquen responsabilidades.

Téllez es el delegado en Tláhuac de la Central Nacional Campesina (CNC), dirigida en el Distrito Federal por el diputado local Emiliano Aguilar.

La solución la grave crisis generada en la delegación Tláhuac por el incremento de las invasiones y que garantice que no se repitan casos como del 14 de septiembre pasa por una investigación a fondo del actuar la Fiscalía Desconcentrada respecto a todos y uno de los casos de invasión de terrenos y otras propiedades.

Se requiere una investigación a fondo del involucramiento de funcionarios delegacionales en la promoción y protección a las invasiones y asentamientos irregulares, así como la prestación de servicios urbanos en zonas ilegales.

En la delegación Tláhuac hay varios asentamientos del Frente Popular Francisco Villa, sin embargo, la delegación y los dirigentes de la agrupación lo niegan.

Denuncias de habitantes de la demarcación establecen que algunas de las están en Camino Real esquina con Alta Tensión, Alta Tensión esquina con Buena Suerte, Porvenir 254, paraje Las Arboledas, Manuel M. López esquina Augusto Aguirre, paraje Zapotitlán, Salto del Agua esquina con Cerrada Salto del Agua y Salto del Agua esquina Ferrocarril San Rafael Atlixco.

Otra de las invasiones conocidas de los “panchosvilla” está en Nicolás Bravo, entre 20 de noviembre y Rafael Castillo, a pocas cuadras del centro histórico de la demarcación, además de la de Villa Centroamericana.

También se requiere la investigación a fondo de las denuncias de vecinos de Tempiluli de que funcionarios delegacionales de alto nivel se han apropiado de terrenos cuyos propietarios fallecieron sin que tengan herederos vivos que peleen la propiedad.

Los denunciantes mencionan nombres como Rubén Escamilla, Gilberto Ensástiga, Alejandro López Villanueva, Víctor Cadena, Alfredo Romero Adorno, pero la falta de órganos internos de fiscalización no ha sido posible una investigación a fondo.

Las investigaciones también deben incluir la participación de las autoridades ambientales federales, ya que las del Gobierno del Distrito Federal parecen no existir tampoco.

En Tláhuac, hoy, hay un alto riesgo de que si Ebrard y Ensástiga se tardan en tomar las decisiones que sienten las bases para que no se repitan casos similares, la situación se salga de control, porque como la noche del jueves se generó una turba enardecida, que en momentos arremetía contra quien se pusiera enfrente, incluso periodistas, a quienes reclamaban no publicar información de los sucedido en Tláhuac. Si no buscan una solución, ambos gobernantes están jugado con fuego, lo cual es muy peligroso, y la consecuencia de lo que suceda puede tener un muy alto costo.

Los ánimos están muy altos, ante todo luego de que trascendió varios miembros de la familia recibieron amenazas, al parecer de grupos afines a los “panchosvilla”, en el sentido de que “si no le bajan, se los va a cargar la chingada”.

Video:

http://www.youtube.com/watch?v=fOOSKXrdZKk

0 comentarios: