domingo, 2 de agosto de 2009

Viola GDF por segunda ocasión en tres días suspensión judicial federal

Armando Ramírez

El Gobierno del Distrito Federal, encabezado por el perredista Marcelo Ebrard, violó hoy por segunda ocasión en tres días la suspensión judicial federal dictada por el juzgado segundo de distrito en Materia Administrativa, que establece la prohibición de las acciones para privar o desalojar 96 parcelas de los polígonos 1 y 2 del ejido de San Francisco Tlaltenco, en la delegación Tláhuac, para intentar la toma de posesión de otra parcela.

Los opositores a los proyectos del GDF en Tláhuac denunciaron que los funcionarios del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) y funcionarios delegacionales encabezados por el director general de Desarrollo Económico y Rural, Víctor Cadena, quien además es señalado por los ejidatarios de convertirse en corredor de bienes raíces, de haber adquirido varias parcelas ejidales en la zona requerida por el Metro para la construcción de la terminal de la línea 12 así como unidades habitacionales para los trabajadores sindicalizados del STC..

El abogado de los ejidatarios en el juicio 643/2009, Jorge Prian, destacó que la gravedad del hecho radica en la reincidencia, y en que en esta última ocasión los funcionarios se presentaron incluso acompañados de un notario, lo que demuestra el desprecio del gobierno de Marcelo Ebrard por las leyes al desacatar una orden judicial federal.

La presencia de los funcionarios del GDF que incursionaron hoy por la entrada principal al ejido, que se localiza frente al arco de piedra de Tlaltenco, generó la movilización de los ejidatarios, por lo que los representantes del Metro y del gobierno delegacional optaron por retirarse rápidamente del lugar a través de la vereda que desemboca a la calle Ejido.

Apenas el pasado lunes 27 de julio, el Gobierno del DF violó por primera vez la suspensión plena decretada por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa.

Los testigos explicaron que desde las 6:00 horas, alrededor de 50 elementos de la policía montada de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-DF) irrumpieron en tierras del ejido de Tlaltenco, para posteriormente ser apoyadas por personal de la policía auxiliar con equipo antimotines.

Ante la oposición de unos 50 ejidatarios, los elementos de la policía montada se retiraron del ejido, pero de inmediato se presentaron en el lugar cerca de 100 policías auxiliares, lo que generó incertidumbre entre los ejidatarios ante un probable enfrentamiento, pues a pesar de que les fue mostrado a los funcionarios del Metro los documentos del amparo, los policías antimotines se negaron a retirarse, lo mismo que los empleados menores del STC.

Los funcionarios del Metro, encabezado por José Franco, de la oficina de Concertación Política, aseguraron haber adquirido la parcela en la que se asentaron desde temprano, y en todo momento se negaron a presentar los documentos que supuestamente acreditaban la transacción, por lo que los ejidatarios mantuvieron su exigencia de que se retiraran, al tiempo que los acusaron, al igual que a los elementos de la SSP-DF, de violentar la ley agraria, debido a que el terreno es ejidal e incursionaron en él sin autorización de su propietaria.

Individuos que desde un principio fueron identificados por los ejidatarios como golpeadores al servicio del STC, aseguraron ser trabajadores del gobierno delegacional y que solamente cumplían órdenes del director general de Desarrollo Económico y Rural, Víctor Cadena, quien supuestamente les dijo ser el dueño de la parcela, por lo que procedieron a invadir dicho terreno desde el viernes 24 en la noche.

Increíblemente iban a ser ellos quienes se encargarían de darle posesión del terreno a los funcionarios del Metro anteayer lunes, por lo que los ejidatarios consideraron como una peligrosa provocación el ardid instrumentado desde el gobierno central capitalino, por lo que advirtieron que en ningún momento permitirán la violación a la orden judicial federal, dictada como parte del juicio 643/2009, según la cual se desconoce como representante al comisario ejidal Juan Carlos Leyte y se nombra como representante sustituto a Francisco Jiménez, quien se sumó a la exigencia de que los funcionarios de GDF se retiraran de sus tierras.

Al lugar también se presentó la ejidataria titular de la parcela, Lidia Valeriana, quien declaró ante visitadores de la Comisión de Derechos Humanos que ella nunca ha vendido la parcela, y señaló que venía de levantar ante el Ministerio Público una denuncia por invasión y despojo, según la averiguación previa 01245/09-07.

El representante sustituto del ejido de Tlaltenco, Francisco Jiménez, consideró como grave que el GDF haya optado por violentar el orden jurídico, debido a que la acción del personal del Metro y la SSP-DF implicaban varios presuntos delitos, mismos que serán presentados ante el Ministerio Público Federal a fin de deslindar responsabilidades.

El abogado que lleva el caso, Jorge Prian, destacó que el GDF incurrió en un grave desacato, pues las diversas instancias fueron notificadas en su momento, por lo que hay responsabilidades qué fincar por medio del MP Federal.

Los hechos fueron atestiguados por personal de la Tercera Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, ante la cual los ejidatarios presentaron una queja desde el año pasado.

Uno de los ejidatarios de Tlaltenco, Prisciliano Gutiérrez Chaparro, dijo que a los representantes del Metro únicamente “se les está exigiendo que presenten los documentos que acrediten la transacción, ya que no se vale que quieran robar nuestro patrimonio”.


-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: