lunes, 10 de agosto de 2009

Enfrenta demandas Marcelo por atencazo

El 10 de enero de este año dijimos en este espacio que, guardadas las proporciones, Tláhuac se convertiría en el Atenco del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, debido al autoritarismo y la cerrazón con que ha tratado el conflicto derivado de las obras de la Línea 12 del Metro.

El tiempo nos dio la razón. El GDF no quiso resolver por la vía del diálogo la inconformidad con los ejidatarios de San Francisco Tlaltenco, que se oponían a ceder sus tierras para que en ellas se construya la terminal de la Línea 12, y recurrió a la represión.

El colmo del autoritarismo del gobierno local se vivió el pasado viernes cuando los últimos ejidatarios que permanecían dentro del predio Terromotitla fueron desalojados a la fuerza por elementos del Agrupamiento de Granaderos.

Esta acción violenta tendrá consecuencias jurídicas para el GDF, pues los granaderos violaron los amparos con que cuentan los 15 ejidatarios desalojados y violentaron el fuero constitucional de la diputada del PAN Elvira Murillo Mendoza, quien fue retenida varias horas y presentada ante el Ministerio Público.

El pasado viernes un grupo de cerca de 200 granaderos y 100 elementos de la Policía Montada sacó por la fuerza a los 15 ejidatarios que resguardaban sus tierras, amparados por la justicia federal.

Los golpes y patadas que recibieron de parte de los uniformados impidieron a los ejidatarios mostrar sus amparos, y todos ellos fueron a parar a la Agencia del Ministerio Público Tláhuac II.

Hasta el lugar llegó la diputada local del PAN Elvira Murillo Mendoza, quien de inmediato fue rodeada por cerca de 30 granaderos, quienes le impidieron desplazarse de donde estaba mientras transcurría el desalojo.

A pesar de que se identificó como diputada, los uniformados y los funcionarios de la delegación Tláhuac y del Sistema de Transporte Colectivo (STC), que se encontraban presentes, mantuvieron el cerco en torno a ella y a una persona de la tercera edad, enferma de diabetes y que la acompañaba.

La diputada fue retenida de las 11:30 a las 15:30 horas, hasta que llegó al lugar el fiscal especial de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, Gerardo Monroy Rosas.

Los uniformados accedieron a liberarla del cerco, pero la trasladaron a la Agencia del Ministerio Público en donde estaban los ejidatarios detenidos.

Por esta agresión, la diputada ya presentó ante el Ministerio Público una denuncia por los delitos de privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad, concusión, usurpación de funciones, lesiones y los que resulten.

En su demanda, la legisladora menciona como algunos de los posibles responsables al director de Desarrollo Rural de la delegación Tláhuac, Víctor Cadena, y a José Franco, quien se ostentó como representante jurídico del STC-Metro, entre otros.

En su declaración ante el MP, la diputada Elvira Murillo aseguró que las autoridades del GDF violaron en su perjuicio varios principios fundamentales de la Constitución, como la libertad de tránsito, libertad de reunión, respeto a la libre expresión de las ideas y respeto al fuero constitucional de que goza como legisladora.

El asunto no terminará ahí. La diputada a la Asamblea Legislativa del DF prepara nuevas denuncias que posiblemente presentará ante otras instancias, a fin de que le sea resarcido el daño ocasionado por la agresión que sufrió de parte de autoridades del Distrito Federal.

Aún no se escribe el capítulo final del “Atenco de Marcelo”, pero las consecuencias sociales, jurídicas y políticas de esa actitud represiva y de esa decisión de construir la Línea 12 del Metro, a sangre y fuego y no mediante el diálogo, están a la vista.


OFF THE RECORD

**A ESCONDIDAS. La cúpula del PAN decidió no transmitir en circuito cerrado el encendido debate que precedió a la confirmación de César Nava como nuevo dirigente nacional. ¿Había algo qué esconder?

Los partidos políticos son entidades de interés público y por lo tanto deben ser transparentes y estar abiertos al escrutinio de la sociedad. Pero en el PAN no lo entienden así.

**BORREGAZO. No faltó quien quiso involucrar al secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, en la grilla por la sucesión del PAN. Nada más alejado de la realidad. El funcionario no ha dejado de realizar giras de trabajo por varias entidades. El pasado viernes declaró que la actividad turística en México ya salió de la terapia intensiva en la que estuvo por la epidemia de influenza A/H1N1. De plano, dijo que el virus “ya no es tema”.

**NUEVO GRIJALVA. En los próximos días será inaugurada la ciudad rural Nuevo Juan de Grijalva, que concentrará a cerca de mil 800 habitantes de 11 comunidades chiapanecas.

Se trata de una ciudad modelo, única en su género, en donde cada vivienda contará con internet y todos los pobladores, sin excepción, accederán a una forma de autoempleo.

Nuevo Grijalva es, se dice, el detonador de una nueva estrategia para combatir la pobreza aplicada por el gobernador Juan Sabines. Habrá que ver.


expedientepolitico@yahoo.com.mx


-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: