domingo, 12 de julio de 2009

Noticias >> De última hora Se amparan contra Línea 12

Ejidatarios de San Francisco Tlaltenco rechazan vender sus terrenos


Reforma


MÉXICO, D.F, 12 de julio 2009.- Los ejidatarios de San Francisco Tlaltenco que se han negado a vender sus terrenos para construir la terminal Tláhuac, los talleres de la Línea 12 del Metro y el Centro de Transferencia Modal en la última estación, obtuvieron un amparo del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en contra de actos del gobierno capitalino para desalojarlos y realizar obras.

"La jueza Ana Luisa Mendoza nos dio la suspensión de oficio y de plano, con el que ordena al Gobierno del Distrito Federal que no desaloje ni haga obra sobre los predios de los ejidatarios y los posesionarios de las Tablas Uno y Dos de Tlaltenco", dio a conocer en asamblea a los ejidatarios el abogado Javier Prian.

El director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Francisco Bojórquez, había informado que ante la negativa de los ejidatarios, el GDF inició un proceso jurídico de servidumbre de paso, para desalojar a los inconformes.

El ejidatario Pedro Gutiérrez explicó que la última de las 20 estaciones de la línea de 24 kilómetros, que iniciará en Mixcoac, concluirá en la terminal Tláhuac, sobre los predios Terromotitla y las Tablas de Tlaltenco.

Una parte de los predios Terromotitla, en donde ya se realizan obras, con resguardo policiaco, fue vendida por algunos ejidatarios con un pago de 1.5 millones de pesos por parcela de 2 mil 500 metros cuadrados, pero los posesionarios de las Tablas se resisten, "porque más que abrir terreno para el Metro, el Gobierno busca una reserva para después venderla a desarrolladores inmobiliarios", aseguró la ejidataria Gloria.

El comisariado ejidal de Tlaltenco y recién electo diputado suplente del PRD, Juan Carlos Leyte, se ha negado a defenderlos, por lo que el grupo de ejidatarios promovió el juicio de amparo 643/2009, el cual les fue concedido el 8 de julio pasado.

Los ejidatarios Francisco Jiménez y Enrique Torres hicieron énfasis en que no se ha realizado la asamblea, única entidad que podría aprobar la venta de terrenos ejidales, por lo que las compras realizadas hasta ahora son inválidas.

El amparo es el primer instrumento jurídico con el que cuentan los ejidatarios, después de las movilizaciones de protesta, que han sido reprimidas, expuso el ejidatario Heriberto Hernández.


-------------------------------------------------------
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: