martes, 17 de marzo de 2009

Hacen negocio ilegal con desecho de obra

Tiran desperdicio en zonas ecológicas a fin de urbanizar; investiga la PAOT.

Por Iván Sosa / Reforma
Ciudad de México
Martes 17 de marzo, 2009

Ejidatarios de Tláhuac están haciendo un negocio doblemente ilegal con desechos de la construcción.

Cobran entre 100 y 300 pesos por cada camión que va a tirar escombro a zonas agrícolas y de humedales a donde miles de aves migratorias, como patos, cercetas, cisnes y garzas, acuden cada invierno.

Además, los ejidatarios usan esos desechos para "aplanar" el terreno que pretenden urbanizar.

Estas prácticas, que violan la Ley Ambiental del DF y que son sancionadas por el Código Penal, están documentadas por la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del DF en una investigación en curso.

Y es que desde que el relleno sanitario de Bordo Poniente cerró sus puertas al escombro, al menos 10 sitios de Tláhuac son el nuevo destino de los camiones de volteo que trasladan los residuos de las obras.

"Por denuncias de vecinos, tenemos detectados en Tláhuac de 10 a 12 sitios en donde dueños de parcelas, de ejidos, reciben escombro, con vistas a urbanizar y, al igual que los directores responsables de las obras en la ciudad y los choferes de los camiones son responsables, incluso penalmente", indicó la Procuradora Ambiental del DF, Diana Ponce.

REFORMA constató cómo decenas de camiones llegan diario a un predio de 37 hectáreas, de un ejido en Tláhuac denominado Tabla de los Ranchos y otro adjunto, en el límite con Valle de Chalco, llamado Ampliación Las Tablas, donde, a pesar de letreros de "prohibido tirar cascajo", el escombro es descargado.

Según vecinos de la Colonia Ampliación Selene, situada frente a la pluma de acceso a Tabla de los Ranchos, la promotora de vivienda Angela de la Rosa reanudó a finales del año pasado la recepción de camiones con escombro en el asentamiento desalojado en octubre de 2003.

"Puede ponerse de acuerdo con un colono, pero lo mejor es que venga el domingo a platicar con los dueños de los terrenos, los ejidatarios, para que ellos le digan dónde acomodar el escombro", comentó doña Bruna, vecina de Ampliación Las Tablas.

"Desde el 2000 recibimos cascajo porque el desdoblamiento es una necesidad de crecimiento, en donde los ejidatarios necesitan espacios para los hijos y los nietos y, aunque estamos consolidados al 80 por ciento, tenemos servicio de agua, electricidad y el trazo de las calles, no nos autorizaron el cambio de uso de suelo", comentó el comisariado ejidal de San Pedro Tláhuac, y precandidato panista a la Jefatura Delegacional, Benjamín Rioja.

Ambos predios colindan con los humedales de Tláhuac, área remanente de lo que fue el lago prehispánico de Chalco, el recinto natural es hábitat de tres decenas de especies de aves migratorias y nativas, así como zona de recarga de lluvia al acuífero, de acuerdo con la PAOT.

Pero, según Benjamín Rioja, los humedales son una zona de riesgo con inundaciones frecuentes en época de lluvias.

El impacto

Sitios de Tláhuac usados como tiraderos irregulares.
Lugar Ha. afectadas
La Conchita 85.15
Llanos de Tláhuac 15.68
El Triángulo 10.25
Humedales 5.15
Eje 10 4.45
Las Antenas 4.29
Santa Catarina 1 3.30
San Juan Ixtayopan 1.69
Santa Catarina 2 0.37
Barrio la Guadalupe 0.04

Fuente: PAOT

Recuento de daños

El escombro de las obras es depositado en zona prohibida.

130 hectáreas son la superficie afectada

8 toneladas de escombro deja cada camión

13 millones de toneladas generarán obras del GDF
No al BASURERO en Tláhuac, No al CIRE en Tlaltenco

0 comentarios: