miércoles, 4 de febrero de 2009

Advierten ejidatarios de Tlaltenco sobre beneficio a emporios inmobiliarios por el metro en Tláhuac

Armando Ramírez

Ejidatarios de Tlaltenco opositores a los proyectos del Gobierno del Distrito Federal advirtieron sobre que la construcción de la terminal de la Línea Dorada del Metro en Tláhuac implica ceder la demarcación a los emporios inmobiliarios y la destrucción de la reserva ecológica de la zona, así como ha sucedido en Iztapalapa.

Los inconformes destacaron que aún cuando las autoridades del GDF y Tláhuac lo niegan, en el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano, recientemente aprobado, gran parte del territorio de Tláhuac es considerado para la construcción de corredores urbanos.

El documento, aprobado por la Comisión de Desarrollo Urbano de la Asamblea Legislativa, presidida por el diputado Edy Ortiz, establece que vigencia de la norma diez que establece la vigencia de la Norma 10 que regula las alturas máximas en vialidades en función de la superficie del predio y restricciones de construcción al fondo y laterales, apuntaron.

Según el plan, los corredores urbanos son “espacios con gran intensidad y diversidad de uso del suelo que se desarrollan en ambos lados de vialidades, que complementan y enlazan a las diversas áreas concentradoras de actividad comercial y/o de servicios”.

Las vialidades en las cuales se impulsaran los corredores son avenida Tláhuac, desde avenida La Turba hasta la calle Juan de Dios Peza y avenida Tláhuac desde José María Morelos hasta la Avenida Tláhuac-Tulyehualco.

Otro corredor estará en eje 10 Sur, del vértice de la autopista México-Puebla hasta la avenida Estanislao Ramírez, de Estanislao Ramírez hasta Ojo de Agua y de Ojo de Agua hasta Avenida Tláhuac.

Uno más de Eje 10 Sur- avenida Estanislao Ramírez-Riachuelo Serpentino –Rafael Castillo-Calzada Tláhuac-Chalco y también en Canal de Chalco, de Guillermo Prieto hasta calzada la Monera y el Parque de los Olivos.

Además, la norma también aplicará en Camino Real de San Juan Ixtayopan a Avenida Sur del Comercio y Emiliano Zapata en Tetelco y el pueblo de San Andrés Mixquic.

El programa, aprobado por Ortiz, contempla además que en Tláhuac se podrán construir una vivienda hasta por cada 33 metros cuadrados de terreno y que además de que en terrenos de más de 3,500 metros cuadrados se podrán construir edificios de hasta 15 niveles.

En el documento también se establece que el predio en avenida Tláhuac 6404, donde se ubica el salón de baile Toro Loco, en el pueblo de Zapotitlán, se le autorizó el uso de suelo habitacional mixto, con cuatro niveles y el 40 por ciento de la superficie libre de construcción y una zonificación conforme lo indique el programa.

En el predio conocido como Tabla de los Ranchos, en Estanislao Ramírez, Riachuelo Serpentino y Mar de la Fecundidad se establece también habitacional mixto, con cuatro niveles, el 20 por ciento de área libre y una vivienda por cada 50 metros cuadrados.

Sólo en ese predio, de unos 405 metros cuadrados, se construirán cerca de 26 mil viviendas, lo que significarán más de 116 mil nuevo habitantes, el 30 por ciento de la población actual de la demarcación, con un consumo diario de más de 17 mil metros cúbicos de agua.

Los inconformes también se refirieron al engaño a los habitantes de los asentamientos irregulares, la mayoría de ellos impulsados por el gobernante Partido de la Revolución Democrática, pues Ortiz le hizo creer que el cambio de uso de sueño era directo, tras la aprobación de la ALDF.

El documento aprobado determina que los asentamientos tendrán unas definición de habitacional rural de baja densidad, con dos niveles, el 30 por ciento de área libre.

Sin embargo, la delimitación de los polígonos a regularizarse será determinada por la Comisión de Regulación Especial en Tláhuac (Órgano Tripartito integrado por la Secretaría del Medio Ambiente, la Delegación y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda).

Para la consolidación vial, el programa plantea la conformación de Vialidades de apoyo a vialidades primarias tales como Canal de Chalco–Leandro Valle, avenida Langosta, avenida La Turba, avenida Guillermo Prieto, avenida Ingeniero Heberto Castillo, Canal de Chalco (Leandro Valle), Leandro Valle–Canal Caltongo, avenida. Aquiles Serdán y Guadalupe I. Ramírez.

Además de proponen vialidades propuestas como complemento a vialidades primarias: Av. Santiago Fernández, Leandro Valle (Canal de Chalco), Guillermo Prieto, Canal Luis Delgado, Pedro María Anaya, Cerro de Guadalupe, Estanislao Ramírez, Circo Arsequel–Rafael Castillo–Canal Revolución, Av. Acueducto La Monera.

En el programa se contempla que se proporcionará atención a vialidades que presentan afectaciones tales como prolongación San Isidro, Tercera. Privada del Tesoro, Ana Bolena y San Rafael Atlixco.

Se realizarán las siguientes afectaciones para la ampliación de vialidades como avenida Tláhuac–Juan de Dios Peza-Antiguo Camino a Tlaltenco, avenida Acueducto de División del Norte a Tláhuac–Chalco, Av. San Rafael Atlixco, eje 10 Sur (Ampliación a 4 Carriles).

Se propone la consolidación de la calle Antiguo Camino a Tlaltenco, en los límites con Iztapalapa al entronque con la avenida Tláhuac, con una longitud aproximada de dos mil 608 metros.

Se conformará el Eje 9 Sur en su tramo comprendido del Camino Antiguo a Tlaltenco–Av. Miguel Hidalgo–Av. San Francisco–Prolongación San Francisco hasta el eje 10 Sur.
Se ampliará la avenida Canal de Chalco en el tramo de Heberto Castillo Martínez hasta Calzada Tláhuac–Chalco.

Además se propone la construcción de dos distribuidores viales, el primero en la avenida Rafael Castillo de Av. Tláhuac-Chalco hasta el Eje 10 Sur, el segundo sobre Revolución-Riachuelo Serpentino, de Guillermo Prieto a San Rafael Atlixco.

Como proyectos de Secretaría de Transporte y Vialidad, se recomienda ampliar la sección del entronque de las calles Piraña y Leandro Valle, con la finalidad de contar con un carril más, el cual permitirá ordenar los movimientos direccionales y en consecuencia la circulación vehicular.
También está previsto construir un carril adicional como libramiento en la acera Oriente de la Monera y/o Acueducto, que incide de Sur a Norte en la planta de rebombeo hasta Isidro Tapia o Dolores Obregón, por este circularían únicamente vehículos particulares, prohibiéndose el paso a transporte pesado.

Se propone la reubicación del Paradero Tláhuac-Chalco, en parte de la superficie del Parque Juan Palomo.

Como proyectos delegacionales, está la propuesta vial de Revolución-Riachuelo Serpentino de Guillermo Prieto a San Rafael Castillo, Canal de Chalco de Heberto Castillo a Francisco Jiménez, haciendo una deflexión hasta la avenida Aquiles Serdán, sobre el límite delegacional hasta el límite interior de Xochimilco.

La propuesta de libramiento del Poblado de San Juan Ixtayopan hasta Santa Catarina, a través de la calle Rafael Castillo–Lerma China desde Calzada Tláhuac–Chalco hasta su entronque con el Eje 10 Sur.

La ampliación de la Av. Tláhuac y San Rafael Atlixco de Juan de Dios Peza a Reforma Agraria y del eje 10 Sur a 4 Carriles del tramo comprendido de la Autopista México–Puebla hasta la Av. Estanislao Ramírez-Ojo de Agua y de Ojo de Agua hasta Av. Tláhuac.

La construcción de Distribuidor Vial para el entronque de la Autopista México–Puebla con el Eje 10 Sur y de Av. Canal de Chalco–Leandro Valle con Av. Anillo Periférico y/o Canal de Garay.

Se propone además la construcción de un paradero de transporte en la zona de la estación Terminal de la línea 12 del Metro.

Aun cuando no está incluido en el programa delegacional, la construcción de la terminal del Metro en Tláhuac incluye la construcción de puentes vehiculares que atraviesen avenida Tláhuac y Rafael Atlilxco en las avenidas Riachuelo Serpentino, José María Morelos y Camino Real a Tlaltenco.

Para los ejidatarios, los proyectos de Ebrard en Tláhuac representan la sentencia de muerte para la zona agrícola y de recarga de los mantos acuíferos de la demarcación que aporta el 30 por ciento del agua que consume el Distrito Federal.

0 comentarios: