lunes, 2 de febrero de 2009

MÉXICO:No a la incineración de residuos en el Distrito Federal

22 de enero 2008,

Ciudad de México

Organizaciones ambientalistas y ciudadanas como el Centro de Análisis y Acción sobre Tóxicos y sus Alternativas, Unión de Grupos Ambientalistas, la Alianza Global de Alternativas a la Incineración (GAIA) y Greenpeace se pronunciaron por un rechazo a la incineración y tecnologías similares para el tratamiento de la basura en los Centros Integrales de Reciclaje y Energía (CIRE) proyectados para la Ciudad de México y propusieron la estrategia Basura Cero como una alternativa viable en la capital del país.

En una carta abierta dirigida a Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, las organizaciones firmantes manifestaron su preocupación por la intención de la Secretaría de Obras del Gobierno del Distrito Federal, que con el aval de la Comisión para la Gestión Integral de Residuos Sólidos (CGIRS), está por lanzar una licitación para tecnologías de tratamiento de la basura en los CIRE, en la que se incluirán la incineración, gasificación, pirólisis y el arco de plasma, que son fuentes de contaminantes tóxicos persistentes y bioacumulables. Esto representaría un riesgo para la salud de la población y deterioraría la calidad del medio ambiente en la capital del país, además implicaría destruir recursos que se deberían reducir o aprovechar, emitiría más gases de efecto invernadero y cortaría las posibilidades de generar más empleos locales basados en la recuperación de materiales desechados.

“La incineración de residuos sólidos está incluida como una de las fuentes de mayor potencial para generar contaminantes tóxicos, persistentes y bioacumulables, como las dioxinas y furanos. En el Convenio de Estocolmo, se establece que se debe realizar una reducción creciente en la generación total de estos contaminantes hasta alcanzar su eliminación, y dar prioridad a la evaluación de alternativas que no las generen, lo que no han hecho la CGIRS ni la Secretaría de Obras.

Los contaminantes generados por la incineración y tecnologías similares como las dioxinas y furanos, se acumulan en la cadena alimenticia, hasta llegar a la leche materna y tienen graves efectos crónicos en la salud de la población, como cánceres de distinto tipo, incluido cáncer infantil, alteraciones hormonales, afectaciones al sistema inmunológico, por lo que atentan contra derechos humanos fundamentales”, explicó Fernando Bejarano, director del Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas (CAATA). “Desde el punto de vista del cambio climático, generar electricidad a partir de los residuos es irracional, ya que se emiten más gases de efecto invernadero por kW/hora que los generados en las centrales termoeléctricas.

Quemar la basura es la peor opción, además que socava cualquier esfuerzo de reciclaje o compostaje lo que sí ahorraría entre tres y cinco veces más energía”, declaró Gustavo Ampugnani, Director de Campañas de Greenpeace México. “La generación de electricidad en el CIRE es la excusa para darle un rostro 'alternativo' y pro-ambiental, pero realmente la ciudad no necesita producir más electricidad sino usarla de forma eficiente”, agregó Ampugnani.
Un informe reciente de Greenpeace revela que México puede ahorrar hasta un 18% de la electricidad que hoy se consume hacia 2050, adoptando diversas medidas de ahorro y uso eficiente de la electricidad. (1) Las organizaciones pidieron al Gobierno del DF que se excluyan las tecnologías de tratamiento térmico de residuos sólidos de dicha licitación, ya que no existió un proceso amplio de consulta ciudadana transparente sobre los CIRES y el Programa de Gestión Integral.

Las organizaciones coincidieron que ante el futuro cierre del Bordo Poniente la Ciudad tiene una oportunidad imperdible para fijar metas y objetivos de Basura Cero, así como para crear incentivos que generen empleos en la ciudad basados en el reciclaje, reutilización y compostaje de residuos. Además, tal política de gestión de los residuos urbanos podría complementarse con una regulación más estricta sobre empaques y embalajes que contribuya a su reducción. En resumen Basura Cero consiste en:

- fijar metas específicas para la reducción paulatina de la generación de residuos sólidos a corto, mediano y largo plazo,
- medidas legislativas para ampliar la responsabilidad de los fabricantes y distribuidores para que recojan, rediseñen y reciclen sus productos al terminar su vida útil,
- fortalecer los programas de recuperación de residuos reciclables dando prioridad a los residuos orgánicos, que forman el 43 por ciento del total de los residuos que se generan, con una estrategia descentralizada para su
compostaje.

De igual forma, Basura Cero plantea aumentar los niveles de reciclaje para una amplia variedad de materiales, incluyendo papel, cartón, metal, vidrio, plásticos, escombros, entre otros. Las organizaciones reconocieron los esfuerzos de la Secretaría de Medio Ambiente del DF en el reciclaje de PET y Escombros, pero señalaron que no son suficientes. Por ejemplo, recordaron que el Plan Verde del DF plantea incrementar el reciclaje de los residuos inorgánicos del 12 por ciento a tan sólo el 20 por ciento, lo cual debería aumentar sustancialmente.

La estrategia de Basura Cero ha sido adoptada por más de 100 ciudades y municipios en el mundo para reducir de manera creciente la generación de residuos sólidos, incrementar su reuso, reparación y reciclaje sin incineración. Por ejemplo en Buenos Aires, y Rosario, en Argentina; San Francisco y Austin, en Estados Unidos y Nueva Escocia, en Canadá, entre otros.

Finalmente, en la carta a Marcelo Ebrard, las organizaciones firmantes demandaron que la selección de los lugares de ubicación y construcción de los centros de reciclado se realice de una manera transparente, y que para el proyecto actual de instalación del primer CIRE en la delegación de Tláhuac se evalúe primero la viabilidad e impacto ambiental y se incorporen las demandas de la sociedad civil y pueblos rurales afectados, que han denunciado la falta de consulta y discusión pública del proyecto del CIRE, y la necesidad de continuar protegiendo el área de conservación por su importancia en la recarga de acuíferos y el riesgo de contaminación.


Para mayor información comunicarse con:

- Fernando Bejarano, Director del Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas (CAATA) Tel 01 59595 4 77 44 informacion@caata.org.mx
Raúl Estrada, coordinador de prensa de Greenpeace, en los tels. 04555-4084-5326 / 044-55-2746-3236 y 56879595 ext. 120, email: raul.estrada@greenpeace.org
NOTAS: (1) [R]evolución Energética, una perspectiva de energía sustentable para México. Disponible en www.greenpeace.org.mx

FUENTE http://www.no-burn.org

0 comentarios: